martes, 27 de marzo de 2012

Aplicación reflexiva a la e-Evaluación


Un tema de gran valor educativo es la evaluación. Sus escenarios puede sigan siendo los convencionales: pruebas estandarizadas, seguimiento través de test de medición, aprehensión de conceptos e ideas, seguimiento con base en actividades de desempeño y alcance de logros, etc. Pero, ¿cómo observamos hoy la evaluación online? Desde DOCTIC3y4 hemos abordado diferentes conceptos al respecto. Entre el 20 y 23 de febrero se publicaron varias entradas aquí en este blog, acerca de los conceptos arquitectónicos de la evaluación, la experiencia personal y algunas reflexiones emergentes.

Edición vía poplet.com
Ya avanzando la 8a. semana de nuestro Curso, las compresiones se han ampliado y la visión de la evaluación posee diferentes matices a considerar. De acuerdo a la conferencia de la Mg. Mercedes Vallejo, Docente investigadora del Grupo Educación en Ambientes Virtuales –EAV-, U.P.B., ofrecida en el marco del Curso DOCTIC3y4, hemos visualizado interesantes perspectivas:
1. El concepto de la evaluación como un proceso formativo, merece una re-conceptualización.
2. La e-coevaluación como estrategia de aprendizaje en ambientes mediados por TIC, entendida como una interacción colaborativa.
3. La evaluación en ambientes virtuales debe considerar la evaluación colaborativa, la cual debe partir del componente de auto y coevaluación.
4. Calificación vs. Evaluación: una diferenciación necesaria.
5. La evaluación formativa debe tener como estrategias la coevaluación, la autoevaluación, la reflexión sobre los aprendizajes y la respectiva retroalimentación de los procesos.

Estos conceptos de la evaluación van de la mano con lo formulado hace ya más de una década por autores como Siemens y Downes, respecto a la evaluación online, donde el estudiante cambia su paradigma de aprendizaje, generando sus propias conexiones de redes en las que se inserta como parte de su experimentación y formación académica. Y es que la evaluación online debe estar desprovista de ese carácter absolutista y secreto de la evaluación, donde únicamente los  policy makers son los que la diseñan y estructuran bajo gran sigilo. Esta perspectiva debe cambiar, ya que la visión atomista  del aprendizaje no aplica, como tampoco el aprendizaje puede ser reducido a una acumulación de saberes. Downes (2010) utilizando la analogía de  “más alemán”  “más de físico”, comenta:
 Learning is not atomic. There are not ‘atoms’ of learning. Learning is not something we can count and measure, as though it were cumulative. The assessment of learning through measurement of ‘bits of knowledge’ is fundamentally in error. A connectivist course does not try to teach ‘bits of learning’ and hence to ask ‘what learning happened?’ is the wrong question to ask. At best, we can ask only whether a person is more of a certain sort of person – are they ‘more German’ for having stayed in Germany for a month, are they ‘more of a physicist’ for having stayed in the community of physicists for a month. Knowing that there are no necessary or sufficient conditions for being ‘more’ of any of these, knowing that there is no gauge that measures being ‘more German’ or ‘more of a Physicist’.
http://dotsub.com/view/41f08de7-68dc-4365-af4c-5733f565b9e1 
Hoy al regresar sobre las reflexiones de la 3a. semana frente a la evaluación, la visión de ella ha cambiado ostensiblemente, al tener elementos más concretos y actuales sobre el cómo abordar la evaluación online y enriquecer directamente la propuesta de intervención:
                                                       

Al pensar en una rúbrica de evaluación entonces, debemos contemplar una visión holística de los mecanismos de evaluación, al proyectar un sistema de evaluación colaborativa que ponga en el centro de flexión al mismo alumno, quien debe visualizar sus avances, comprensiones y expansión misma de su conocimiento. La evaluación así debe  proyectarse como un elemento dinámico que respalde el proceso educativo, favorezca una auto-reflexión sobre el cómo mejorar sus procesos individuales y en compañía de sus pares.

Desde DOCTIC3y4 la evaluación ha sido un componente reflexivo potenciador de las capacidades, la autonomía y autoregulación del proceso académico. Esta semana tenemos un interesante ejercicio de coevaluación de pares al revisar y valorar como nuestros moderados avanzan en el  proceso, pidiéndose una valoración cuantitativa;  ejercicio que requiere poner en juego todo lo aprendido ya que implica un tono, una regulación y observación del trabajo del otro, con todo lo que demanda la valoración conceptual del proceso. Hemos entendido muy bien que la calificación es un subcomponente de la evaluación, no es per se ella misma; lo que evidencia la necesidad de un trabajo estratégico y de real aporte.

El 06 de marzo del presente año, compartí aquí en este blog un esquema de mis redes y tras luego de semanas de trayecto, creo que la evaluación debe abarcar cómo estoy manejando dichas redes, planteándome preguntas como: ¿Podría determinar 5 estrategias para mejor la visibilidad de mis participaciones en las redes? ¿Podría potenciar mejor la interacción en las redes? ¿A que llevaría la unión de curación de contenidos, community manager y ambientes virtuales de aprendizaje?

Referencias
-Downes, S. (2010). "More German" and Learning Atoms. Disponible en: http://halfanhour.blogspot.com/2010/07/more-german-and-learning-atoms.html

-Leiva, A. (2012) Las TIC y el Aprendizaje Colaborativo. Universidad “Marta Abreu de las Villas”. Cuba. Disponible en: www.sociedadelainformacion.com

-Peláez Cárdenas, A. (2006). Propuesta de evaluación de los aprendizajes para la educación en ambientes virtuales. En  Un modelo para la educación en ambientes virtuales. Grupo EAV. Medellín: Editorial UPB. p. 187-200.

-DREXLER, W. (2008) The Networked Student.

-Vallejo, M. (2012). La evaluación en ambientes virtuales de aprendizaje. Archivo personal, compartido en la conferencia con el Curso DOCTIC3y4. Marzo de 2012.



Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario